¿Que creemos? 2017-10-04T23:39:13+00:00

¿Que Creemos?

  • Creemos en las confesiones y credos históricos: Aceptamos el credo de los Apóstoles, el credo de Atanasio, el credo Niceno, la confesión Belga, la confesión de Augsburgo, el catecismo de Heidelberg, los Canones de Dort, la confesión de fe de Westminster y la confesión Bautista de Londres de 1689. Somos una Institución confesional e histórica.

  • Creemos que la Sagrada Escritura es la palabra de Dios. A Dios le plació revelarse en la historia y dejar plasmada esa revelación de forma Escrita. Por tanto, la biblia es la palabra de Dios inerrante, infalible e inspirada por Dios mismo. Creemos además que es suficiente para nuestra vida, y es lo único que necesitamos. Creemos que está completa y que no le hace falta nada.
  • Creemos que solo existe un Dios, y que este único Dios es trino. Un Dios en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. De tal forma que el Padre no es el Hijo, el Hijo no es el Padre, ni el Padre es el Espíritu Santo, ni el Espíritu Santo es el hijo; Son tres personas diferentes, pero un solo Dios: Uno solo en sustancia y esencia.
  • Creemos en un decreto realizado en la eternidad. Dios decretó todas las cosas que ocurren. Dios decretó crear, decretó sustentar a Su creación diariamente, decretó permitir el pecado y decretó salvar al mundo, todo esto antes de la fundación del mundo. Por tanto, todo lo que ocurre en el tiempo Dios lo decretó en la eternidad, y todo lo que Dios decretó en la eternidad ocurre en el tiempo.

  • Creemos en las Doctrinas de la Gracia, o TULIP, o Calvinismo como se le conoce tradicionalmente. Estos 5 puntos: 1: La depravación total del hombre, la cual enseña que el hombre cayó por completo en el jardín del Edén con Adán como representantes de la humanidad. Todos los hombres cayeron en Adán y como consecuencia todos los descendientes de Adán nacen en pecado y siempre inclinados hacía el mal, y muertos espiritualmente. Todos los seres humanos por igual son merecedores del castigo divino, y ninguno puede venir a Dios, ni va a querer venir a Dios por iniciativa propia, pues su naturaleza caída solo les conduce a amar el mal. 2: La elección incondicional, la cual enseña que Dios escogió desde antes de la fundación del mundo a hombres pecadores para que atendieran a su llamado; El hombre está muerto en delitos y pecados por eso no puede venir por iniciativa propia a Dios, así que Dios tiene que escoger a ciertos hombres para que vengan a Él. Esta elección fue incondicional, lo que quiere decir que no se basó en nada que ellos hicieran, la elección se basó solo en la soberana voluntad de Dios. 3: La expiación limitada, la cual enseña que Cristo no murió solo por aquel pequeño grupo que el Padre escogió. Cristo murió eficazmente para salvar a aquellos que el Padre escogió. 4: La gracia irresistible, la cual enseña que así como el Padre escogió a un grupo, y Cristo murió por ellos, entonces el Espíritu Santo llamará a la fe a aquel grupo escogido. Ellos serán llamado mediante la predicación y no se podrán resistir al llamado del Espíritu Santo. 5: La perseverancia de los Santos, la cual enseña que aquellos que el Padre escogió, y por los cuales Cristo murió, y que el Espíritu Santo llamó perseverarán hasta el final y no se podrán apartar de la fe; ellos no perderán nunca la salvación, ya que la salvación es eterna, y una evidencia de que tienen la salvación es que perseverarán hasta el final.

  • Creemos en un solo pacto de Dios con el hombre, el cual es denominado en las Escrituras como el Pacto Eterno. Este pacto también es conocido como el Pacto de Gracia, y es administrado en distintos pactos, como el de obras, el de Noé, el de Abraham, el Mosaico, el Davídico y el Nuevo Pacto; aunque se administra en 6 distintos pactos, no es sino un mismo pacto que se desarrolla progresivamente y que fue realizado en la eternidad. Rechazamos aquella enseña que divide la historia en 6 distintas dispensaciones, y que en vez de unir a los pactos, los divide.

  • Creemos que Dios solo tiene un pueblo a lo largo de la historia. Un pueblo conformado por judíos y gentiles, y no dos pueblos como enseña el dispensacionalismo; creemos que en la actualidad  Israel es la Iglesia, y la Iglesia es Israel.

  • Creemos que a lo largo de la historia, solo hay una forma de salvación y es a través de la gracia por medio de la fe en Jesucristo, el cual es el único camino al Padre. Algunos enseñan que existen dos formas de salvarse, antes de Cristo por la ley y después de Cristo por la fe, rechazamos esa enseñanza. La salvación siempre ha sido por la fe en Cristo; antes de Cristo se salvaban los santos creyendo en Él a futuro, después de Cristo nos salvamos creyendo en Él en pasado.

  • Creemos en la Cinco Solas de la reforma protestante: 1: La Sola Escritura, que enseña que solamente la biblia es nuestra regla de fe y práctica. 2: La Sola Fe, que enseña que la salvación es solamente por fe y no por obras. 3: La Sola Gracia, que enseña que la fe es solamente por la gracia de Dios, por tanto, la salvación es solamente por la gracia por medio de la fe. 4: Solo Cristo, que enseña que la salvación es solo a través de Cristo, y no hay otro camino; solo existe un mediador entre Dios y los hombres y este es Cristo. 5: Solo la gloría a Dios, la cual enseña que todo el proceso de la salvación es obra de Dios, por tanto, toda la gloria debe ser para Él en todos los aspectos de la vida.

  • Creemos que la adoración religiosa debe ser solemne, sin desordenes. Todo debe ser hecho en orden. Creemos que debemos vivir adorando a Dios en todo momento y en todo lugar, pero que Dios ha escogido un día específico en el cual descansamos de nuestras obras en Cristo, y en el cual también celebramos Su resurrección. Y ese día es el sábado del Nuevo Testamento, que es actualmente el domingo.

  • Creemos que la iglesia posee varias marcas para saber si es una iglesia pura. Toda iglesia debe tener una predicación bíblica y cristocéntrica; toda iglesia debe administrar correctamente los sacramentos: Santa Cena y Bautismo; Toda iglesia debe tener una lista de membresía y aplicar disciplina a sus miembros; Toda iglesia debe tener una liturgia cristocéntrica.

  • Creemos en la total comunión entre el pueblo del Señor. Creemos que bautistas y presbiterianos formamos parte de un mismo pueblo, y que debe haber total comunión entre ellos. Lo que nos une es más que lo que nos separa. Debe haber total comunión entre presbiterianos y bautista y no se debe estimular al debate entre ellos en nuestra institución.

  • Aceptamos la posición presbiteriana de su gobierno y de la administración del bautismo, y al mismo tiempo aceptamos la posición bautista en cuanto a su gobierno y la administración del bautismo. Cada quién debe estar convencido de lo que cree que la biblia enseña, sin querer ofender al de la posición contraria, antes, debemos amarnos y estimular la unión dentro del cuerpo de Cristo.

  • Creemos en la cesación de los dones extraordinarios y de revelación. Esto no quiere decir que no creamos que Dios puede obrar de forma sobrenatural, sino que no creemos que ninguna persona pueda manejar esos dones a su antojo, como al principio de la era de la gracia, lo cual era necesario para establecer la iglesia bajo un fundamento seguro. Esto no significa que consideremos herejes o no creyentes a aquellos que creen lo contrario, pero la posición de nuestra institución es la de la cesación de dones.

  • Creemos que los ministerios como el apostólico y el de profetas fueron necesarios al principio de esta dispensación para colocar el fundamento de la iglesia. Pero una vez colocado el fundamento, estos ministerios han cesado. Los apóstoles y los profetas fueron una sola vez y para siempre.

  • Creemos en una escatología bíblica y reformada. Ya sea Postmilenial, Amilenial o Premilenial. En IBR Nueva Providencia, creemos que tanto la posición Postmilenial como la Amilenial y Premilenial histórica deben ser aceptadas y respetadas. Pero rechazamos la posición Premilenial Dispensacional.

El lector notará que este es un documento que busca resumir en sí las doctrinas fundamentales en las que cree nuestra institución. Temas como la preservación de las Escrituras, el matrimonio, la ley, el magisterio, la creación, el papel de la mujer en la iglesia, etc, no son tocados en este breve documento. Si al lector le interesa conocer la posición de nuestra institución en esos y otros temas, solo tiene que recurrir al estudio de los credos y las confesiones de fe históricas citados en el primer punto de este documento.